martes, 5 de junio de 2012

CRÓNICA DE LA PRESENTACIÓN de "Paraje para olvidados" de Carlos María Cabrerizo Clavero

La semana pasada hubo dos presentaciones seguiditas en Salamanca y no falté a ninguna. Ya sabéis que por aquí se hacen pocas, así que en cuanto me entero de una, voy de cabeza.

Esta vez fue del libro "Paraje para olvidados" de Carlos María Cabrerizo Clavero, publicado en Chiado Editorial. Tuvo lugar en el Casino de Salamanca, lugar al que ni Sarah ni yo habíamos entrado nunca (la sala donde se celebró el evento nos pareció muy bonita). Enseguida empezó a apreciarse la afluencia de gente y cómo se apilaban en torno a la mesa donde se vendían los ejemplares para hacerse con uno. El lugar era grande, pero consiguió llenarse.

Sentados a la mesa teníamos a Carlos María, autor del libro y, flanqueándole, dos acompañantes de excepción y amigos escritores que han publicado en la misma editorial: Carlos de Tomás y Juan Luis Vera.
Tomó la palabra Carlos María que, tras dar las gracias por la asistencia, dio paso a los acordes de Santiago Hernández y Nano Serrano, que abrieron magistralmente la velada. Después de esta pequeña sorpresa, el primero en hablar fue Carlos de Tomás, que nos habló de Chiado, una editorial que nació ya hace unos años en Portugal y que actualmente está presente en muchos países. Entre sus libros, que tienen una edición muy cuidada, mencionó "Guía Campsa de cementerios" de David Benedicte, que está siendo todo un éxito de ventas. Tras esta introducción, nos presentó al protagonista de la tarde, ensalzando su calidad como persona y también su obra: "Paraje para olvidados", leyéndonos además un párrafo del libro que a su entender lo define perfectamente.

Cedió el turno a Juan Luis Vera, que describió a Carlos María como un hombre con alma de poeta, ya que efectivamente inició sus primeros pasos en este mundo, pasando después al relato corto y posteriormente a la novela. Nos contó que, con 12 años, escribió su primer relato y también un cuento que su hermana presentó como de su autoría, recibiendo por él un premio. En cuanto a "Paraje para olvidados", nos indicó que es una obra escrita con soltura y arrojo, de intriga y misterio ocultos, pero también crítica, que trata sobre todo el tema del abandono y la soledad, por lo que tiene un mensaje más profundo.

A todas estas palabras dedicadas por sus compañeros asintió Carlos María visiblemente emocionado hasta que llegó su momento. El momento de hablarnos de él y de lo que había escrito. Agradeció, de forma general y también particular a ciertas personas, la asistencia a la presentación y posteriormente pasó a hacer una breve autobiografía. Contó que todo empezó allá por el año 89, cuando recitaba poemas en la Casa Cervantes de Valladolid. Se mudó después a Barcelona, donde ya se centraba en los relatos. 
Centrándose ya en "Paraje para olvidados", confiesa que ver publicada esta novela es ver cumplido un sueño por el que lleva 23 años esperando. A la hora de sus influencias, ha bebido de Haruki Murakami y Luis Landero. La novela está dedicada a su abuela, a aquellas tardes en que acudía a visitarla a la Residencia de ancianos en Cáceres y a todo lo que veía a su alrededor en esos momentos. 

Cita a Virgilio y a su conocida frase de las Geórgicas: “El tiempo vuela, como las nubes, como las naves, como las sombras”. Con esto quiere decirnos que su novela es un canto a la vida y a la esperanza y que la trama principal habla de la decadencia del ser humano y del egoísmo.

Nos lee un pasaje de su libro para ilustrar su prosa y finaliza haciendo honor a sus orígenes: recitando una poesía: "Extracto de una vida", al compás de la guitarra de nuevo. 
En el turno de preguntas que se abrió a continuación, descubrimos por ejemplo que el proceso de escritura de esta novela le llevó alrededor de dos años, aunque fue más dura y más larga la parte de corrección que la de escritura como tal. También nos contó que está trabajando actualmente en otra novela, cuyo título provisional es "Cruce de caminos".

Para culminar el acto, llegó el momento de las firmas y se formó una larga cola frente a la mesa, con multitud de gente con "Paraje para olvidados" bajo el brazo, esperando que Carlos se lo dedicara. Fue una presentación, en su conjunto, muy emotiva y también muy original por el detalle de la música.

Leeremos "Paraje para olvidados", pero no olvidaremos esa tarde ni el haber podido conocer a Carlos María en persona. ¿Estáis dispuestos a recordar ese paraje del olvido?

5 comentarios:

  1. ¡Gran presentación! ¡Gracias por el relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que fue grande, estuvo muy bien :D
      Besotes

      Eliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras. Veo que has estado muy atenta a todo. Me tienes para lo que necesites porque es un placer leer tu crónica de este incipiente novelista con alma de poeta. Amo la Literatura como la vida misma.
    Te debo un café, jeje.
    Carlos María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, Carlos. Fue un evento estupendo, se nota que le dedicaste tiempo y cariño a organizarlo.
      Nos tomamos ese café cuando quieras :D
      Besotes

      Eliminar
  3. Que interesante! Donde yo vivo hay menos presentaciones aún, pero me gusta mucho ver como los demás os apuntais a todas y lo pasais bien. El libro y el autor no lo conocia, pero investigare un poquito a ver que tal. Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...